¿Qué es?

 

Todos soñamos con un mundo mejor.

Ese mundo ya existe.

Lo están haciendo posible cientos de personas

y nosotros las estamos juntando en un directorio de empresas y artesanos responsables que ofrecen una alternativa más sostenible, a todos los productos y servicios que consumimos en nuestro día a día.

Además, estamos creando unas guías de consumo para facilitarnos las decisiones de compra y aprender un estilo de vida más respetuoso con el patrimonio común de la humanidad.

Nuestra visión es que Raza Sostenible sea la puerta de entrada a ese mundo soñado.

La Vía del Colibrí

 

Un día se declaró un gigantesco incendio en la jungla. En un santiamén huyeron a la desesperada todos los animales, algunos de una forma más precipitada y enloquecida que otros. Entre ellos, un rinoceronte –tan grande de tamaño como pequeño de valor– estaba tan aterrorizado que había hecho al galope la mayor carrera de su vida a fin de escapar de las llamas. Presintiendo que su especie estaba en vías de extinción, había hecho acopio de todas sus energías para salir de tal apuro, y fue uno de los primeros en hallarse fuera de peligro. Todo ampuloso por su proeza deportiva, se paró para coger un poco de aire y vio entonces a un colibrí que volaba en dirección a las llamas. Jadeante, empapado en sudor, pero orgullosamente feliz, el mamífero llamó al pájaro con aire condescendiente: <<¡Eh, chiquitín! ¿No ves el fuego? ¿No te das cuenta de que vas directo a socarrarte? ¿Estás chiflado o qué?>>.

El colibrí, sin dejarse desmoralizar por esa boca curvada y un tanto desdeñosa, entreabrió el pico y exhibió la gota de agua que llevaba.

<<¿No pensarás que vas a extinguir un incendio así con una minúscula gota de agua?>> bramó el rinoceronte.

<<¡Yo no me imagino nada, yo hago la parte que me corresponde!>> replicó el colibrí mientras reemprendía su vuelo sin inmutarse…

Extraído del Cuaderno «Amor por la Tierra y lo Humano».


Sobre mí

 

¡Hola!

Soy Gemma Sierra. Creadora de Raza Sostenible.

No soy vegana. Uso tecnología. Visto ropa normal. Bebo agua del grifo y no todo lo que compro es ecológico, aunque sí una gran parte.

No lo he empezado a hacer porque crea que sea mejor de calidad o más saludable, sino porque aquellos productos o servicios con principios basados en la sosteniblidad, se producen y llevan a cabo su empeño de una forma más respetuosa con el medio ambiente.

Cuando pensamos en medio ambiente, imaginamos algo muy abstracto, amplio, y con nuestro día a día en la ciudad y nuestros retos personales, no nos damos cuenta de lo que está pasando ahí fuera realmente. Y como no lo vemos, no es nuestra prioridad.

Entonces un día vas a la playa, o al campo, encuentras en el suelo todo tipo de basura y exclamas: «¡Qué mal educada es la gente!».

Claro. Este es un problema que puedes ver y tocar. Te duele. Estás concienciado y te tomas muy en serio la tarea de reciclar.

Pero reciclar ya no es suficiente. Fíjate. Un vendaval puede llevarse a kilómetros un plástico de un vertedero que quizá tú mismo/a reciclaste bienintencionadamente, y dos días después acabar en esa misma orilla en la que paseaste y acabaste despotricando a otro por sucio.

Vale. Entonces… ¿Qué más podemos hacer si reciclar ya no es suficiente para conservar la belleza de nuestros paisajes? Pues por ejemplo reducir. Reducir los envases en nuestras compras . ¿Puedes imaginarte el impacto si todos redujésemos en nuestras compras un sólo envase? ¿Sabías que ya hay islas de plástico en el mar?

Si el uso masivo de plástico podemos verlo, ¿qué pasa con lo que no vemos directamente? Como la deforestación, como suelos menos fértiles, como el consumo excesivo de agua en diferentes industrias para producir moda por ejemplo, o como ciertos residuos que no sabemos ni gestionar porque no se tuvo en cuenta en su diseño antes de producirlos, etc.

¿Qué más podemos hacer?

– «Jolin Gemma… Con todo lo ajetreado que ya es mi día, incluso difícil, ahora otra exigencia más.»

Qué me vas a contar…

Pero tranqui, porque así fue como nació Raza Sostenible, para facilitarnos la misión de Conservar la belleza del mundo eligiendo la alternativa sostenible, en nuestras compras y estilo de vida.

Con un plan claro:

  1. Elegir productos responsables con el medio ambiente desde su producción. Para ello he creado un buscador de empresas locales comprometidas que ofrecen esas alternativas, estés donde estés.
  2. Mejorar nuestras costumbres. Para ello se están creando un conjunto de guías de consumo, con el objetivo de facilitar las decisiones al consumidor responsable.

Estas guías son fruto de una intensa investigación realizada por un Licenciado en ambientales: José Carlos Marqués, a quien le agradezco profundamente toda la información facilitada con tanto esmero y rigor.

Mi visión es posicionar este espacio como el lugar de referencia para todas nuestras consultas sobre cómo llevar un estilo de vida más sostenible.

Todos los esfuerzos que hagamos, por pequeños que sean, bienvenidos son.


¿Quieres descubrir la Alternativa Sostenible? ⇒

¿Tienes un proyecto responsable y te gustaría aparecer en el listado? ⇒

¿Quieres contactar conmigo? ⇒